11 octubre, 2012

Esa es la verdad

El Amor es... mmm, como decirlo... un hijo de puta. Juega con cada uno de nosotros cuando quiere, te hace sentir como él quiera y cuando él quiera. Puede hacer que estés feliz o triste. Se va cuando quiere y vuelve cuando menos te lo esperas, acompañado de algún otro sentimiento. Pero no te fies, lo único que le interesa con tus lágrimas, te enseña a amar pero no a olvidar. ¿Qué como puedo decir eso? Cuando amas a alguien, el Amor te hace darle un trocito de tu corazón a otra persona que no te ama igual. Cuando esa persona se va sin darte un trocito de su corazón, en el tuyo queda un hueco sin rellenar, que nunca lo hará, y ahí es cuando los ojos se llenan de agua sin piedad, y cuando ya no pueden más, ese agua te cae por la mejilla, en forma de lágrima, hasta llegar a la barbilla y caer mojándote la camisa. Eso es lo que quiere, lo que le hace ser feliz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.