25 septiembre, 2012

Juan Wilson de las Flores Segundo

El 7 de noviembre de 2011, compré un hamster, no me llamó mucho la atención la verdad, pero como era el único que había pues lo compré. Mi madre no sabía que lo había comprado, no me dejaba tener mascotas, así que no se lo dije, y lo escondí en mi cuarto, en una gran gaveta, donde vivía suelto, hasta que se empezó a comer la madera, y lo tuve que meter en una jaula. Cuando ya casi iba a hacer 4 meses con él, empezó a llegar el frío, y casi se muere. Ese día mi madre se enteró de que lo tenía. Más o menos en Mayo, empezó a perder pelo, me lo llevé a El Hierro de vacaciones, y allí, el 25 de agosto, 3 días antes de volver a Tenerife, se murió. Lo metí en una caja de palomitas, y mi hermana y yo lo enterramos cerca de nuestra casa allá.
Y bueno, esta es su historia, se preguntarán que hago haciendo una entrada por un hamster, un animal que le compran a un niño pequeño cuando le pide a sus padres un perro, y que cuando se muere, le dicen que se escapó, pero la verdad, es que para mi, ha sido más que un hamster, no sabría explicarlo pero tampoco hace falta. Aquí la razón de su largo nombre:
Juan se lo puse porque al principio le iba a poner Juana a secas, por una amiga, pero me dí cuenta de que era un macho, entonces le puse Juan. Después, mi hermana quería que le pusiese Wilson, por un extraño sueño que tiene. De las Flores ya es cosa mía, y Segundo es porque es mi segundo hamster. Esa es la razón.
                                             
                               DESCANZA EN PAZ, JUAN WILSON DE LAS FLORES SEGUNDO<3

Cuenta de youtube

Bueno, esta entrada es para anunciar mi cuenta en youtube. La cuenta es Hnas León y va de que mi hermana y yo, cuando nos aburrimos, hacemos un video y lo subimos. Por ahora solo tenemos dos, por aquí se los dejo:

23 septiembre, 2012

Sonríe, tu sonrisa es bella.

Odio tu sonrisa. Odio tu increíble sonrisa.
La odio, la odio porque cuando sonríes me vuelvo totalmente impotente. Impotente por no ser capaz de apartar mi mirada de ella. De ti.
No sé como lo haces, pero eres capaz de volverme loca con tan solo un movimiento y es algo ilógico porque yo no soy una persona que se sorprenda a la mínima. Es más, creo que hasta soy difícil de impresionar, pero tú... Tú eres diferente.
Lo cambias todo y me cambias. Me vuelves mejor de lo que soy.
Sacas todo lo bueno de mi y haces que las imperfecciones solo sean pequeños detalles añadidos.
Me haces perfecta y te haces perfecto.
Y entonces, me entran unas ganas enormes de besarte, de besarte para comprobar si realmente eres real, si estás aquí.
Y tú... Tú vuelves a sonreír.
Y el mundo se me viene encima.
Mi mirada busca la tuya, mis manos acarician tu cara, tus dedos resbalan por mi cintura y miles de mariposas revolotean a mi alrededor, haciendome temblar...
¿Realmente existes?
-¿Te puedo pedir una cosa?
+Sí, dime.
-No te acostumbres a mí.
+¿Cómo?
-Que no te acostumbres a mi, ni a mi risa, ni a mi imperfecta sonrisa, ni a mis besos, ni a mi olor. No te acostumbres a como te miro o te dejo de mirar, no te acostumbres a mi cara cuando te ríes de mi, ni a mi rabia, ni a reírte de las cosas que digo. En serio, no te acostumbres...
-¿Y eso a que viene?
+A nada, solo que un día me cansaré, me iré y echarás de menos esas cosas de mi.
Se ha producido un error en este gadget.