29 junio, 2011

:(

En ocasiones desearía dejar de ser humana, ser un robot.
Si señores, un robot. Una máquina, se mueven, escuchan, entienden, pero no sienten ni el más remoto sentimiento. Qué dura es la vida del ser humano. Qué duro es sentir el dolor de un arañazo, y el dolor de un viejo sentimiento. Qué duro es sentir ese sentimiento que te arde por dentro cuando lo ves con otra.
Pero en fin, esta es la vida de los humanos.
Nacen, crecen, se reproducen y mueren, pero mientras tanto, tienen sentimientos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.